Una gran cantidad de datos confidenciales de los Houston Rockets fue robada.




Los Houston Rockets no han tenido la mejor temporada este año y la suerte de la institución parece empeorar cada día. El último infortunio ha sido un ataque de Ransomware.

Los agresores han afirmado haber capturado unos 500 Gigabytes de datos. Las autoridades de la franquicia han confirmado el incidente y ya se han puesto en contacto con la policía.

Datos robados Entre la información obtenida se encuentran los contratos de los jugadores, incluyendo los acuerdos que no se hacen públicos, la información personal y otros registros financieros.

Los criminales han señalado que de revelarse los datos estos podrían causar problemas legales y preocupaciones en las empresas y personas asociadas al club.

En los últimos años ha crecido el uso de programas de ransomware para la extorsionar a los objetivos con una posible publicación, en vez de pedir dinero para la recuperación de los datos. Lo cierto es que, más allá de posibles malas prácticas y hechos vergonzosos, la mayoría de las organizaciones tienen información que por motivos estratégicos no desean que sea revelada. Por tal razón es muy probable que los criminales tengan algo que podría perjudicar a la organización, de un modo u otro. Sin fines maliciosos…

La herramienta utilizada por los criminales informáticos es conocida como Babuk. Babuk no es especialmente compleja en su diseño, pero es peligrosa. En el pasado ha sido utilizada tanto contra fábricas y empresas como contra instituciones del sector de la salud. Curiosamente, los desarrolladores de Babuk la presentan como una herramienta sin intenciones maliciosas creada para testear la seguridad de las redes corporativas. Así aparece en los avisos que la promueven en los rincones de la Dark Web.


EGOSYSTEMS © 2017