NOTICIAS

Buscar
  • Diego Naredo

América Latina registra 5 mil ataques de ransomware por día

Según datos de Kaspersky, 1 de cada 3 intentos de este tipo de ataque a nivel mundial es contra empresas, con Brasil, México, Colombia, Perú y Ecuador liderando la lista de países más atacados de la región Santiago Pontiroli, Analista de Seguridad de la compañía, advirtió que Wannacry sigue vigente y que, debido a la pandemia, el de la salud es el mercado más golpeado. Por Leonardo Barbieri - 16/10/2020

En una nueva edición de su Konferencia@Casa, Kaspersky ofreció a los medios de la región su panorama de amenazas para América Latina donde, luego de la presentación de Dmitri Bestuzhev, Director del Equipo Global de Investigación y Análisis de la compañía; Claudio Martinelli, Director General, habló de la falta de preparación en materia de ciberseguridad y de equipamiento en las empresas de la región con la llegada de la pandemia. “Los resultados que estamos viendo están íntimamente conectados con el nivel de maduración de nuestros clientes” dijo. Aunque aclaró que, “finalmente la gente empezó a entender que la ciberseguridad es parte integral de los proyectos de nube y de Transformación Digital.” Kaspersky registró 1.3 millones intentos de ataque de ransomware en la región entre enero y septiembre de 2020, lo que significa un promedio de 5,000 por día. Entre los países más atacados se encuentran Brasil, México, Colombia, Perú y Ecuador. Los principales vectores de infección son las vulnerabilidades en programas obsoletos o versiones pirateadas y el uso de contraseñas simples.



La compañía señaló como “curioso” el historial de ransomware en Latinoamérica: Entre 2014 y 2017, la cantidad de ataques aumentaba un promedio de 30% cada año, pero después del famoso caso de WannaCry, el interés de los ciberdelincuentes disminuyó. Después de un periodo de calma, esta modalidad de ataque retomó fuerzas en 2018 y, desde entonces, ha mantenido un ritmo de crecimiento constante de casi 7% por año. La razón de este resurgimiento se debió al cambio de enfoque de los atacantes, los cuales pasaron de ataques masivos a centrarse en un menor número de víctimas: empresas, entidades gubernamentales y sectores industriales críticos. Santiago Pontiroli, Analista de Seguridad de Kaspersky, aseguró que actualmente los cibercriminales piden hasta US$ 15 millones de rescate y recomendó no pagar rescates.

“Prácticamente, 2 de cada 3 dispositivos en América Latina tienen vulnerabilidades críticas. Según nuestros datos, el 55% de las computadoras en la región todavía usan Windows 7 y el 5% Windows XP. Sin embargo, lo más aterrador es que la tasa de software pirateado es del 66%*, casi el doble de la tasa promedio mundial de 35%”, comentó Pontiroli. También señaló que la situación es tan crítica en la región que WannaCry sigue siendo la familia de ransomware número uno. “Este ataque explota la vulnerabilidad MS17-010, la cual cuenta con un parche desde 2017, pero las organizaciones aún no han actualizado sus sistemas”.

Pontiroli también señaló que las contraseñas simples son el segundo factor para que el ransomware esté ganando relevancia como un ataque efectivo contra las organizaciones. Además, el análisis de Kaspersky mostró que alrededor del 80% de los ataques de red detectados en la región corresponden a la explotación del protocolo de escritorio remoto (RDP). Los delincuentes simplemente buscan sistemas mal configurados o sin las actualizaciones correspondientes para acceder al sistema y realizar la infección ya dentro del entorno corporativo.


Según datos del Panorama de Amenazas de Kaspersky para América Latina, los ataques que intentan adivinar las contraseñas para acceder al protocolo RDP alcanzaron 517,1 millones en la región este año (enero-septiembre), un promedio de 1.400 intentos bloqueados por segundo. Las estadísticas de Kaspersky muestran un aumento de estos ataques en abril, y que volvieron a repuntar en julio y septiembre.

Sin embargo, hay una novedad que también caracteriza a los ataques de ransomware más recientes: la doble extorsión. “Aunque las campañas actuales se centran en un número reducido de víctimas, emplean dos etapas: en la primera, el criminal exige un rescate a cambio de la liberación de los datos y, en caso de que la empresa no acepte pagarlo, el monto del rescate aumenta y empieza la etapa número dos, donde se amenaza a la víctima con hacer públicos los datos robados. También existe una tercera alternativa para monetizar el ataque: la venta de los datos robados en una subasta, en cuyo caso, los datos confidenciales de la corporación atacada irán al mejor postor, ya sea la misma empresa víctima como cualquier otra organización, legal o criminal”, explicó Pontiroli. Entre las familias de ransomware más activas en la región se encuentran REvil (también conocido como Sodin o Sodinokibi), Maze, Ryuk, Netwalker, Zeppelin, DoppelPaymer, Dharma y Mespinoza. Si bien el número de ataques ha aumentado moderadamente en comparación con otros años, el investigador de Kaspersky también señala que estos ataques han estado causando pérdidas millonarias a las grandes empresas, principalmente en los sectores de salud, telecomunicaciones e industrias. Recomendaciones de Kaspersky Pontiroli adviritó que tener una copia de seguridad ya no es suficiente para hacer frente a los ataques de ransomware: ⦁ Mantenga todos los programas y sistemas operativos actualizados con la última versión. No utilice software pirateado. Los posibles ahorros no justifican la pérdida económica generada por un ciberincidente. ⦁ Realice capacitaciones de concienciación sobre seguridad, principalmente para que los empleados entiendan los riesgos de abrir enlaces, sitios web y archivos adjuntos sospechosos en equipos corporativos y la importancia sobre la creación de contraseñas fuertes. ⦁ Exija el uso de una conexión segura (usando una VPN) para acceder de forma remota a los recursos de la empresa. ⦁ Emplee una solución de seguridad de calidad, como ⦁ Kaspersky Endpoint Security for Business, que esté configurada correctamente para detectar comportamientos sospechosos y que permita la reversión automática de archivos; estas son tecnologías de protección específicas para combatir el ransomware. ⦁ Realice copias de respaldo, manteniendo copias de sus datos en dispositivos que no estén conectados a Internet (off-line) y en servicios basados en la nube confiables para evitar que también se cifren.

Además, Kaspersky es socio co-fundador de la iniciativa ‘No More Ransom’, la cual fue puesta en marcha en julio de 2016 junto con la Policía Nacional de Holanda, Europol, y McAfee, para proporcionar un recurso de utilidad para las víctimas de esta amenaza. Hoy, el proyecto cuenta con 163 socios a nivel mundial, entre los cuales está la Policía Nacional de Colombia y el CSIRT de Buenos Aires. La plataforma está disponible en 36 idiomas y puede descifrar 140 diferentes tipos de infecciones de ransomware. Obtenga más información en https://www.nomoreransom.org.

EGOSYSTEMS © 2017